sábado, 30 de marzo de 2013

El Rector Mayor y su Vicario con el Papa.



Ayer por la tarde, 21 de marzo, el Rector Mayor, Don Pascual Chávez, y su Vicario, don Adriano Bregolin, fueron recibidos por el Papa Francisco en el Vaticano, en un encuentro marcado por una gran familiaridad. El Papa acogió con espontaneidad una carta y los regalos de Don Chávez y don Bregolin mostrándose disponible a visitar Turín en el 2015.
"Fue una reunión breve: 15 minutos, pero de gran intensidad, donde hemos entregado al Santo Padre la carta que había escrito con motivo de la inauguración de su pontificado y la estatua de María Auxiliadora, quien de inmediato besó", dice el Rector Mayor.
"Todo lo que hemos visto y vivido desde su primera presentación en la Plaza de San Pedro, la noche inolvidable de su elección, lo hemos revivido y experimentado en primera mano esta noche: su atrayente simpatía, la gran sencillez, la cordialidad y la capacidad de escucha y de relación. Me reconoció y el abrazo con el que me recibió me hizo sentir su gran paternidad".
 
La humanidad del Papa se muestra también en la atención especial a la persona de Don Chávez. "Me preguntó por mi salud, porque él sabía que yo no estaba bien. También pidió información sobre el final de mi mandato como Rector Mayor. Le dije que, gracias a Dios, había recuperado la salud hasta el punto de ser capaz de continuar mi servicio y que en un año habré terminado mi mandato como Superior". 
Durante la conversación no faltaron las referencias a la cercanía del Papa Francisco con la espiritualidad y con la obra salesiana: "Juntos - reanuda Don Chávez - recordamos algunos eventos: cuando en Aparecida pide que la beatificación de Ceferino Namuncurá no tenga lugar en Buenos Aires, sino en Chimpay, motivando su petición con la explicación: "en la Patagonia, los salesianos han hecho todo", su pasado como estudiante del Colegio Salesiano de Ramos Mejía; y su devoción a María Auxiliadora, que expresaba asistiendo a su santuario, en Almagro, cada 24 del mes para celebrar la Eucaristía; él recordó que en ese santuario fue bautizado, por un salesiano, don Enrico Pozzoli; y también hablamos de su afiliación al Club de Fútbol San Lorenzo, del cual conserva el primer carnet deportivo".

El Rector Mayor y don Bregolin también han realizado algunas invitaciones al Papa Francisco, quien las acogió con extrema disponibilidad: "en la presentación con el Director de la Comunidad en el Vaticano, don Sergio Pellini, lo invitamos a visitar la tipografía y la comunidad y dijo que lo haría. También he renovado la invitación de venir a Turín el 24 de mayo de 2015, para la fiesta de María Auxiliadora, con motivo del bicentenario del nacimiento de Don Bosco. Su respuesta deja espacio para la esperanza: ‘¿Por qué no?’. Por último, don Adriano Bregolin le pidió mantener la estatua de María Auxiliadora en su estudio como Auxiliadora y Madre de la Iglesia, y de nuevo dijo: 'Lo haré".
El Rector Mayor y su Vicario se despidieron del Papa agradeciéndole por la oportunidad concedida para saludarlo personalmente y renovando la oración y la cercanía de toda la Familia Salesiana y, en particular de la Congregación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada